COMO EL SOFT CUANDO AMANECE YO SOY LIBRE   10 de diciembre de 2009

sangnuQue las empresas tengan especial influencia en la política significa que la democracia está enferma. El propósito de la democracia es asegurarse de que los ricos no tengan una influencia proporcional a su riqueza. Y si tienen más influencia que tú o que yo, eso significa que la democracia está fallando. Las leyes que obtienen de esta forma no tienen autoridad moral, sino la capacidad de hacer daño“. No, no, el de la foto no es Billy Bond ante de irse a vivir a Brasil. El de la foto y el que dice eso es Richard Stallman, un chango nacido y criado en Manjatan y que es dotor honoris causa de la Universidad de Salta. Venga que le cuento este largo viaje dende el Central Park a los Vaye Calchaquíe.
“En la actualidad nos hacen creer que ayudar a un amigo es moralmente equivalente a atacar un barco. Te llaman pirata”.

Richard Stallman ha nacido en Nueva Yor en 1953. Chango de familia con plata, no ha tenido problemas económico pa’ estudear. Ansí ha sido que en 1971 ha entrao a la Universidá de Jarvar pa’ estudear física. Pero pronto Stallman ha sido asorbido por una atividá nuevita: el desarroyo de sofguaré pa’ inteligencia artificial. A pesar de su juventú -o justamente a causa de eya- el chango ha demostrao capacidá suficiente pa’ unirse a los investigadores del MIT.

Cuando alguien se ponde a programar primero elige un lenguaje: C, C++, python, assembler… hay muchos, y todos tienen sus ventajas y desventajas. El borrador del programa se guarda en unos archivos de testo que se conocen como código fuente (source code) y este testo es fácil de entender pa’ cualquier persona que conozca el lenguaje. Luego el código fuente se pasa por otro sofguaré yamao compilador, que traduce ese testo a un lenguaje entendible por la máquina. Cada vez que haya que hacer correcciones o mejoras, hay que revisar de nuevo el código fuente. Algunos arriesgan a decir que la programación de computadoras es ciencia, pero más que nada, arte.

En esos años 70 el desarroyo del sofguaré estaba muy en pañale. Los poco que trabajaban en este ámbito -muchos de eyos empleados a sueldo del estado, como los inventore de la interné- no se fijaban en quien era el autor, o a quien había que pagarle por tal programa. No, eyos lo usaban, lo copiaban, lo mejoraban y lo compartían, y nadie se quejaba ni pretendía cobrar nada. Pa’ eso cobraban su sueldo. Pero varias veces ha ocurrido que grandes empresas se han apoderao de esos trabajos. O se han hecho grandes apoderándose de esos trabajos. Cuando el sofguaré ha empezao a mostrase como un gran negocio, las empresas monopólica se han agenciao los servicios de güena parte de los changos y chinitas que hasta entonce eran empleados públicos. En 1982 Stallman trataba de mejorar un driver pa’ impresora Xerox, pero una y mil vece la empresa le ha negao los código fuente. Stallman dice que en ese momento se ha dao cuenta de que se había acabado la época de la colaboración entre programadore. Y que habían ganado las grandes empresa.

Las grandes empresa de sofguaré contrataban programadore, quienes desarroyaban programas que despué quedaban propiedá de la empresa. La empresa empaquetaba los programa y los vendía como si fueran discos de Antonio Tormo. El usuario compraba la cajita, seguía las intrucione pa’ instalarlo y lo usaba. Un detaye que no hay que perder de vista: cuando usté compra una cajita con sofguaré, no está comprando el sofguaré sino simplemente la licencia de uso, el derecho a usarlo. Usté nunca va a ser propietario de lo que compra. A esto se lo yama sofguaré pago, por razones obias.

Los desarroyadores de sofguaré más chico no podían competir con la tremenda maquinaria propagandística de las grandes empresa, ansí que por necidá han tenido que inventar otra forma de hacer yegar sus produtos al usuario. Lo ofrecían a prueba, y si el usuario estaba conforme, pagaba el derecho a seguir usándolo. En general estos programa tienen alguna limitación, y se vuelven completamente funcionale una vez que el usuario paga. A este tipo de sofguaré se lo conoce como shareware, que viene de una palabrita inglesa que quiere decir “compartir”. Algunos programa distribuido por este sistema han tenido un ésito fenomenal. Usté debe conocer seguramente el Winzip. Güeno, está intalao en más de 500 miyone de computadora. Claro que la mayoría de los usuario nunca paga la registración, pero conque uno de cada mil se ponga con los 30 dólar, yegamo a la interesante cifra de 15 miyone de dólar (haciendo un cálculo muy pesimista).

Otras empresas de sofguaré chicas han elegido un esquema de distribución distinto. Han puesto sus programa grati a disposición del público, sin necidá de pagar nada. La plata entraba por otro lado. El browser Opera, por ejemplo, mostraba una ventanita de propaganda, que se podía eliminar pasándose a la versión paga. Al antiviru AVG, por nombrar otro, no muestra propaganda y es totalmente funcional p’al usuario final. Pero la empresa que lo hace vende otros produtos destinaos al semento empresarial: el AVG es el anzuelo pa’ pescar esos cliente. A este tipo de distribución le dicen “freeware“, y cuidao, porque en inglé free quiere decir libre pero también -como en este caso- quiere decir simplemente grati.

Ahura bien, tanto en el caso del sofguaré pago, como el sharéguaré y el friguaré ocurre algo similar: los autores programan, compilan, pero distribuyen solamente el ejecutable. Los códigos fuente no son público. A este tipo de sofguaré Enrique Chaparro -un amigo argentino de Stallman- lo ha bautizao privativo. No porque sea privao, sino porque priva al usuario final de su libertá y lo ata a lo que la empresa propietaria quiere hacer con ese sofguaré: el usuario nada puede hacer si los propietario del sofguaré deciden discontinuarlo, sacarle el soporte ténico, atualizarlo y cobrarle de nuevo, ecétera. Stallman y un puñao de gente han decidido seguir produciendo sofguaré pero bajo ninguno de esos modelo. Y han inventao uno nuevo.

Stallman ha rechazao todas las propuestas de sumarse a desarroyos de sofguaré privativo y en 1983 ha hecho pública su intención de crear un sistema operativo “free”, pero no por grati sino por libre (en inglé dice Stallman: “free as in free speech, not as in free beer“; una tradución aprosimada sería: “libre como libre expresión, no como caniya libre”). Como modelo a seguir ha elegido el sistema UNIX, que era el que venían trabajando casi todos los programadore del mundo dende su aparición en los 70. Pero el nuevo sistema no iba a tener una sóla línea de programación del UNIX, se iba a hacer completamente dende cero. A partir de este sistema operativo se desarroyaría todo un universo de sofguaré que se iba a distribuir bajo las siguientes condicione:

– libertá pa’ usar el programa con cualquier propósito

– libertá de estudear el funcionamiento del programa, y adaptarlo a sus necidade

– libertá de distribuir copias, con lo que puede ayudar a otro

– libertá de mejorar el programa y hacer públicas las mejoras, de modo que toda la comunidad se beneficie

Pero pa’ poder ejercer estas libertade (especialmente la segunda y la cuarta) el usuario tiene que tener aceso al código fuente. No hay sofguaré libre si no hay código fuente acesible al público.

A este tipo de programa -que hasta entonce esistía sólo en su imaginación- Stallman lo ha yamao GNU. GNU es una sigla autorreferente (GNU is Not Unix) pero si lo pronunciamo como los francese o los italiano se dice ñu, que es ese antílope medio gordo que vive en Africa. Por eso este dibujito que identifica a GNU (la primera vez que lo hei visto me ha parecido un chivo). Stallman y sus amigo han ido un paso más ayá: viendo que todos los desarroyadores de sofguare vendían sus produtos bajo licencias restritiva (como los disco de música: no se puede copiar, no se puede usar en más de una máquina, no se puede modificar, no se puede prestar, ecétera) han inventaó su propia licencia: la GPL (General Public License), que en vez de restringir la libertá del usuario pa’ usar el sofguaré, la garantiza. Y sobre todo apunta a que nadie pueda patentar y apropiarse del sofguaré desarroyao bajo esos principio, como ya había ocurrido en el pasao. Sin ir más lejo, Windows 7 viene con una herramienta de intalación basada en sofuaré GPL y no han avisao. Ante la protesta de la comunidá de desarroyadore de sofguaré libre, Máicrosof ha reconocido el hecho y ha cumplido con la licencia: ha puesto a disposición del público el código fuente de esa parte de su soft.

A Stallman medio se le han cagao de risa, y encima con ese aspeto de jipi tardío y gordo se prestaba pa’ la burla. Y todo hubiera quedao en una anédota graciosa que contarían los ejecutivo de la Microsof en un almuerzo, si no juera porque en Finlandia un chango yamao Linus Torvalds ha dao a conocer en 1991 un núcleo pa’ un sistema operativo que imitaba al UNIX sin usar una sóla línea de código del UNIX. El lo había bautizao Freenix, pero en seguida se ha popularizao con el nombre no oficial Linux, y a riesgo de parecer un engreído Torvalds lo ha terminao acetando ansí. Güeno, lo demás es historia reciente… hoy hay sofguaré libre casi pa’ todas las necidade y la cantidá de usuarios que optan por los programas bajo licencia GPL crece día a día.

Cuando el sofguaré libre ha comenzao a hacerse realidá, Microsof ha visto el peligro y ha contraatacao: le ha comenzao a regalar a escuelas pública y estudiantes becaos copias grati de sus produtos. Con esto esperaba anular lo que parecía la principal ventaja del sofguaré libre: el costo. Pero no todo es cuestión de plata (aunque la plata importa). Stallman y la gente del sofguaré libre afirman que el sofguaré privativo es nocivo pa’ la sociedá. Porque justamente es privativo, priva a la gente de sus libertades informática, es antisolidario, apunta a generar monopolio u oligopolio y una vez conseguida la posición dominante en el mercao, se estanca en su desarroyo. Y por tales motivo, repartir copias grati de sofguaré privativo en las escuelas pública equivale a repartir muestras grati de cigarriyo entre adolescentes. Es acostumbrarlos a un produto que los va a terminar dañando (nosotro decimo en la Argentina: “el primero te lo regalo, el segundo te lo vendo”).

Y es justamente ayí, en la educación pública, donde Stallman se pone más duro con sus opinione. La esperencia indica que el mundo va a necitar cada vez más gente que sepa programar. Ya hoy hay défici de esa clase de gente; los brasileño dicen que necitan 35000 programadore pa’ que no se aborte su incipiente industriama de sofguaré, así que imaginesé. Y la esperencia enseña que como los científico, o los deportista de alta competición, los programadore son capace de brindar lo mejor de eyos en un rango de edá muy estrecho. Digamo, de los 18 a los 35. Endespué pueden ser grandes máistros, alministradore, o empresario, pero el genio dura poquito. Los futuro programadore empiezan a interesase en la computación dende chiquito; primero juegan, despué manejan programas, les descubren todo sus secreto, pero yega un momento (12/14 año de edá) en que necitan saber cómo funcionan. O sea, necitan leer y destripar el código fuente. Y eso el sofguaré privativo no se los va a dar nunca. No es casual que el mundo caótico y anarquista de los jáquer tenga alto porcentaje de chinitas y changos muy jovencito. Y no es casual usen sofguaré libre. Justamente con eso aprenden…

Si quiere una sociedá libre, defienda el sofguaré libre, dice Stallman. Y en su afán de defender una sociedá libre se ha ganao muchos enemigo. Ha criticao amargamente las restricione a las libertade individuales en Estado Sunido endespué del 11S: por eso le dicen que es antinorteamericano. Ha opinao en contra del papel de los medio de comunicación en el golpe de estado en Venezuela, y por eso dicen que es chavista. Ha dao conferencias en Cuba, y con eso ha bastao pa´que lo acusen de castrista. Algunos de sus compañeros de ruta han lo han acusao de politizar el movimiento, y se han abierto de él, fundando otro movimiento conocido como Open Source. Sin meterse en política, esta gente defiende el sofguaré libre y aunque no lo nombra, critican las opiniones de Stallman. Stallman a su vez dice que los de open source son pecho frío.

Usté podrá compartir o no las polémicas opinione polìticas de Stallman. Puede sentise cómodo -como la inmensa mayoría de los usuario- usando sofguaré que recién ahura se entera que se yama privativo, y piensa seguir haciéndolo. Está bien, nadie lo obliga. Lo único que tengo pa’ agregarle es que si no fuera por el sofguaré libre usté no estaría leendo esto. La interné -desarroyada casi esclusivamente en base a herramientas libres, con el 70% de sus server corriendo GNU/Linux- no esistiría. Seguiríamo con las rede privada de dato de hace 20 año, cuando sólo los que tenían plata o privilegio podían aceder a eya. Cuando uno sopesa estos hecho, empieza a encontrale razón a Stallman cuando dice: si quiere una sociedá libre defienda el sofguaré libre…

Hoy día Richard Stallman ya no programa. Anda de aquí para ayá como un embajador del sofguaré libre. A vece, pa’ yamar la atención y divertir al público, se pone una túnica y un antiguo disco rígido en la cabeza a modo de aureola. Y se disfraza de San IGNUcio, el patrono del sofguare libre. En uno de esos viaje ha visitao Salta -donde funciona una ativa comunidad de desarroyadore de sofguaré libre, los creadore de Ututo– y lo han nombrao dotor honoris causa de esa Universidá. También se ha trenzao en una polémica con el ministro de Educación Filmus, como pa’no perder la costumbre. Habla muy bien el casteyano, tan bien que hasta se anima a hacer juegos de palabra que quieren ser gracioso, pero la verdá que nadie se ríe.

Tampoco se ríen los dueño de las empresas monopólicas de sofguaré.

Como cierre, haga click en PLAY pa’ que su computadora reciba la bendición de San Ignucio.

Etiquetas: , , , , , , , , ,
Esta entrada se publicó , el jueves, 10 de diciembre de 2009 a las 8:59 horas y está guardada bajo Sociedad, Software. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante la fuente RSS 2.0.Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

No hay respuestas

Deja un comentario