SOÑAR CUESTA U$ 100 DÓLAR   17 de febrero de 2010

Muy muchas persona creen de güena fe que la enseñanza de la  informática en la escuela consiste en aprender MS Office. Sin ir más lejo acá en la Argentina, el gobierno de San Luis reparte entre los changuito de primaria una computadora con sistema operativo Güindow que tiene intalao una versión reducida del ófis. Graso error, mi amigo. Ansí, más que alfabetizar digitalmente, están generando futuros clientes cautivos de Máicrosof. Eso, sin hablar de plata: cada licencia de Window se paga. Claro, si usté tiene una copia trucha del Güindow lo másimo que le va a pasar son esos molesto cartelito que aparecen en la pantaya. Pero si un gobierno usa copia sin pagar licencia,  los abogao de Máicrosof le pueden sacar kilos de plata. Y en un país educativamente pobre (porque eso somo) tranferir miyones de dólars a una de las empresas más ricas del mundo es inacetable, digno de Hood Robin. No, señora, ansí no va.

La computadora es una herramienta, no un ojeto de aprendizaje en sí mesmo (salvo que usté quiera ser ténico en jarguaré o programador de sofguaré). Y dende que ha hecho su aparición la humanidá ha quedao dividida en dos grupo: los que tienen aceso a eyas, los que no. Las diferencias entre uno y otro grupo (toda clase de diferencia: oportunidades laborale, educativa, nivel de ingreso, y hasta la espetativa de vida) se conocen como brecha digital. Si dejamos a las sociedade evolucionar sin intervención del Estado, la brecha digital sólo puede ir en un camino: se agranda cada vez más.

Algunos pensadore vienen analizando este fenómeno dende hace rato. Uno de eyos es el Nicholas Negroponte. Interesante la historia de este chango: hijo de inmigrantes griegos pobres en EEUU, ha yegao a ser multimiyonario. Pero nunca ha perdido de vista sus orígene y se ha preocupao mucho por el tema de la igualdá de oportunidade. Sus reflesiones acerca de la brecha digital son briyantes, y si las quiere conocer, lea Being Digital (aquí tiene la tradución casteyana). Hasta hace unos año, organizaciones gubernamentales y ONGs intentaban acercar la tenología a los setores menos privilegiado arreglando lo que las clases más pudientes iban dejando de usar. Ejércitos de voluntario con güenas intenciones invertían horas y horas de su tiempo -es decir, el equivalente de muy mucha plata- pa’ hacer andar PCs vieja. Pero Negroponte ha sacao cuentas y ha yegao a una conclusión: ese camino es ineficiente, caro y sólo calma los nervios de algunos. Pero no cierra la brecha digital.

Es que siempre pasa lo mesmo: cuando aparece una tenología nueva (no una mejora de la anterior, una nueva), los sere sumano tardamo en darnos cuenta del cambio. Un ejemplo clásico: los primeros automóvile se han diseñao como carros tirao por cabayos, pero reemplazando el cabayo por el motor. La alfabetización digital ha repetido el esquema: si los chicos pobres pueden estudear con los libros que ya no usan los rico, hagamo lo mesmo con las computadora. Pero en una economía de gran escala es más barato contruir de cero que reparar. Además hay una cuestión sicológica: a nadie le gusta la sensación de estar comiendo lo que sobra de otra mesa.

Negroponte le ha sacao punta al lápi, y ha yegao a la conclusión de que se podía proveer de una computadora portátil a cada estudiante de primaria del mundo a un costo de U$ 100 por unidá, siempre y cuando:

– Se fabriquen por miyone

– Se eliminen algunos componentes no esenciale

– No se paguen licencias por usar sofguaré privativo

– Las compre el Estao al por mayor pa’ luego distribuirlas entre las chinita y los changuito, sin cadena de comercialización.

Negroponte ha presentao su iniciativa en el Foro Económico de Davos 2005. Y pa’ yevarla adelante ha fundao una fundación (disculpe la rebuznancia): la OLPC, One Laptop Per Chango. La fundación OLPC se encargaría de diseñar jarguaré y sofguaré, y atuaría como nexo entre los fabricantes y los gobiernos que iban a comprar las maquinitas.

El proyeto ha empezao bien, y ansí ha sido lanzada la XO, una computadora portátil que poco tenía que ver con lo que se conocía hasta entonce. Si quiere conocer las caraterísticas de jarguaré, aquí tiene información. Y el soft no era menos revolucionario, haga click aquí pa’ echarle un vistazo. Pecando de eceso de otimismo, Negroponte ha calculao que esa maquinita podía fabricarse a 100 dólars por unidá.

Pero pronto han empezao a aparecer los problema. Ante una iniciativa tan loable un montón de gobiernos s han puesto pa’ salir en la foto, pero a la hora de poner la plata… excusas y silencio. Por otro lao ,algunos de  güena fe y otros por intereses creados, se escandalizaban: “Eeehh, cómo van a enseñar informática sin Güindow…” Y ante la posibilidá de perdese el negocio, Microsof e Intel han empezao a hacer lobby pa’ imponer un proyeto alternativo (ahura que me acuerdo, yo hei tenido un perro que se yamaba Lobby). Sí, de golpe a Intel y a Microsof les ha agarrao la culpa social, y en respuesta a la XO han desarroyao una computadora portátil  barata yamada ClassMate (“compañera de clase”, que es la que reparten los Rodríguez Saadi en San Luí). Que nunca ha alcanzao a ser masiva pero cuya sóla esistencia ha servido de freno al proyeto OLPC.

Como si juera poco, al no fabricarse en la gran escala que soñaba Negroponte, la XO nunca ha estao cerca del mítico precio de los 100 dólars. Ante semejante cantidá de problema y de crítica, el chango se ha cansao y se ha bajao del proyeto. Hoy sigue como asesor esterno de la fundación OLPC, pero ya no la preside. Le ha quedao la satisfación de haber regüelto el avispero, yamando la atención al mundo acerca de la brecha digital. Y también de haber iniciao, sin querer, un nuevo segmento en la industria del jarguaré: imitando a la XO, han aparecido las netbooks, un negocio que crece cada día.

Y sin embargo, esa semiyita de Negroponte ha germinao. El año pasao, el Gobierno Uruguayo ha completao la primera etapa del Plan Ceibal, cuando el último botija de una escuela primaria de Montevideo ha recibido su XO. Hasta hoy, Uruguay es el único páis del mundo donde cada estudeante tiene su computadora, provista y mantenida por el Estado. Pero eso merece otra historia.

Etiquetas: , , , , , ,
Esta entrada se publicó , el miércoles, 17 de febrero de 2010 a las 11:08 horas y está guardada bajo Hardware, Sociedad. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante la fuente RSS 2.0.Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

No hay respuestas

Deja un comentario