EL CIEGO DIGITAL DEL VERSO DE CARRIEGO   27 de agosto de 2010

Logo de ORCA

Agarre un teléfono, ya sea fijo o celular, y va a notar este detaye: la tecla del número 5 está en relieve. Tiene un puntito, o la mesma figura del número, pero se puede distinguir fácil incluso por la gente con manos cayosas como las mía (porque no sé si le hei contao que supe ser arriero’ e mulas…) ¿Y pa’ qué se marca ansí el 5? Sí, ha adivinao: pa’ los que no ven.

Como dice el filósofo y antropófago Chomsky, lo que nos hace humano es, entre otras cosa, la capacidá de comunicarno. Primero han sido las señas corporale y faciale, endespué ha venido el lenguaje hablao. Hasta ahí la comunicación tenía su soporte físico esclusivamente en el propio puerco humano, pero hace como miles de año lo Sumerio y los Egicto han inventao la escribidura. Eso ha sido una revolución en las comunicacione, tanto en el tiempo como en el despacio. Piense usté: un paisano egicto que nunca en su vida iba a pisar Menfi, se enteraba igual que el faraón había tenido un hijito. O un estudiante de derecho de la Universidá de Córdoba sigue leendo el código de Hamurabi… 6000 año despué de la muerte de Hamurabi.

Pero las persona que han perdío la vista, o que han nacío sin eya, corrían en desventaja cuando se trataba de leer. Dependían de la güena voluntá de otros que les leyeran. Pa’ superar esta desventaja ha nacío lo que hoy yamamo tiflotecnología, que son las ténicas que permiten hacer acesible a los ciegos y disminuido visuale cosas que antes no podian: reloje que se tocan o que hablan, o en el caso que nos ocupa, escribidura que se puede tocar.

Ansí, maomeno en 1830 Braille ha inventao un método pa’ escribir sobre cartoncito con un punzón, que permite marcar puntitos sobresalientes que se pueden tocar. Por primera vez en la historia los ciego han podío leer por su propia cuenta de eyos.

A partir de 1980 con la aparición de la PC se ha abierto otra revolución en las comunicacione. Y nuevamente los ciego han quedao en desventaja, porque no podían ver la pantaya. Ha sido entonce el turno de Ted Henter, el Braille digital.

Ted Henter estudeaba ingeñería y ha quedao ciego de grande, en un acidente de tránsito. Cuando se ha dao cuenta de que se estaba perdiendo la revolución de las PC, se le ha ocurrido hacer algo que le permitiera saber a un ciego lo que pasaba en la pantaya.

Ansí ha inventao el JAWS: Job Access With Speech. Era la época del D.O.S., y ese sofguaré le permitía tranformar el testo de la pantaya en una voz sintética. La idea no era nueva. De hecho usté se debe acordar (o si ha leido mi artículo sobre monitore) que las primeras computadora no tenían salida por pantaya. Tiraban unas tarjetita impresa, o bien salia una voz mecánica por un parlantito. Ted Henter ha retomao la idea. Endespué con la aparición de las interfase gráfica (la más conocida es Güindow) la cosa se ha ido complicando, pero el JAWS se ha ido atualizando. Hoy la versión para Gúindow va por la 11 (en inglé) y por la 10.algo (en casteyano).

El JAWS hace básicamente dos cosa:

– pa’ las persona con disminución de la vista, amplifica la pantaya como si juera una lupa virtual.

– pa’ las persona que no ven, un letor virtual de pantaya que tranforma el testo en voz.

Mediante estas dos funcionalidade le permite al usuario esperimentao leer, escribir, mandar y recibir correo, navegar por la interné, chatear, en fin… meno edición de gráfico y de video, práticamente todo lo que un usuario común y silvestre puede hacer. Piense usté que no ha sido fácil la evolución de este sofguaré. Ante venía todo en testo, ahura tiene que reconocer ícono, distinguir entre códigos de programación invisible pa’l usuario y testo que realmente aparece en pantaya, ecétera.

El JAWS es uno más de los sofguaré tiflotenológico. Pero como el caso del Güindow, es el más conocido y por efeto alpargata su nombre se ha hecho sinónimo de sofguaré tiflotenológico. Es sofguaré propietario y la licencia cuesta U$ 1.098 lo cual hace, por supuesto, que todo lo tengan trucho. Entre otras alternativa le puedo mencionar el NVDA, que es para Güindow pero open source y gratuito. Los usuario de GNU/Linux tienen ORCA, que ya viene intalao en Ubuntu por ejemplo.

Con la aparicion de los celulare ha ocurrido algo parecido. Uno de los equivalente de JAWS para teléfonos móvile se yama Talks, que le permite al usuario oír los mensaje de testo, por ejemplo. O que el sistema le lea letra por letra un mensaje de testo antes de enviarlo.

Pero todo, como usté ya sabe si es seguidor del Ciberrancho, va camino a la Web 2.0, incluso la tiflotenología. Esisten servicios onláin que permiten por ejemplo:

– tranformar un testo en un audio MP3 casi en tiempo real, y bajarlo a la computadora de uno (VozMe)

– un sitio aún esperimental (WebInSight) que tiene por finalidá no sólo leer lo que el usuario tiene en pantaya. Pretenden ademá describir las imágene. No se andan con chiquita los chango.

Y pensar que todo esto ha empezao hace meno de dosciento saño. Gracias al chango Luis Braille, que ha quedao ciego dende chiquito. Y que mire lo que son las cosas, ha desarroyao su método masomeno pa’ la mesma época que Champollion descifraba lo jeroglífico egictos. Uno ha echao luz sobre el pasao, el otro ha echao luz pa’l futuro.

De despedida le dejo algunos link:

Una versión en vivo de El último organito, uno de los más lindos (y tristes) tangos del pueta Manzi, que no por casualidá se yamaba Homero.

Tiflolinux, un sitio de GNU/Linux orientado a la tiflotenología.

Un estenso catálogo de sofguaré y jarguaré tiflotenológico.

Postada: mientras hablaba d’esto en la radio me entero que en Río Gayego tenemo un operador de radio ciego, que maneja la consola con ayuda tiflotenológica. Y que nuestro despónsor Seico Computación intala, configura y vende sofguaré y jarguaré tiflotenológico.

Etiquetas:
Esta entrada se publicó , el viernes, 27 de agosto de 2010 a las 10:38 horas y está guardada bajo Sociedad, Software. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante la fuente RSS 2.0.Puedes dejar un comentario o enviar un trackback desde tu propio sitio.

No hay respuestas

Deja un comentario