A LA SOMBRA DEL CEIBAL   20 de febrero de 2010

En alguno de mis viaje (porque no sé si le hei contau que yo sabía ser arriero ‘e mulas) he conocido el Uruguay, el páis de los tres grandes Varela. Uno es el Obdulio, aquel centrojás que ha arruinao la alegría brasilera n’el Mundial del 50. El otro es la creación de Wimpi, el Viejo Varela, un paisano que mentía no pa’ sacar ventaja sino pa’ divertir a la paisanada. Y el tercero es José Pedro Varela, quien a pesar de haber vivido apenita 34 año, ha dejau una hueya tan profunda que por eya transitan todavía los maestros orientale. En pocos días más van a empezar las clase, y me gusta imaginar a Don José Pedro resucitao aunque sea un ratito pa’ ver ese enjambre de botijas rumbo a la escuela. A su escuela. Todos con su guardapolvo blanco, con su moña negra y con esa valijita verde. “Momento” -diría Varela- “¿qué son esas valijita que ante no había?“. Entonce yo le diría: sientesé, maistro, tomesé algo y le esplico…

valijitas

Leer el resto de esta entrada »

SOÑAR CUESTA U$ 100 DÓLAR   17 de febrero de 2010

Muy muchas persona creen de güena fe que la enseñanza de la  informática en la escuela consiste en aprender MS Office. Sin ir más lejo acá en la Argentina, el gobierno de San Luis reparte entre los changuito de primaria una computadora con sistema operativo Güindow que tiene intalao una versión reducida del ófis. Graso error, mi amigo. Ansí, más que alfabetizar digitalmente, están generando futuros clientes cautivos de Máicrosof. Eso, sin hablar de plata: cada licencia de Window se paga. Claro, si usté tiene una copia trucha del Güindow lo másimo que le va a pasar son esos molesto cartelito que aparecen en la pantaya. Pero si un gobierno usa copia sin pagar licencia,  los abogao de Máicrosof le pueden sacar kilos de plata. Y en un país educativamente pobre (porque eso somo) tranferir miyones de dólars a una de las empresas más ricas del mundo es inacetable, digno de Hood Robin. No, señora, ansí no va.

Leer el resto de esta entrada »